relacionespublicas@glaucomacolombia.org

Embarazo y Glaucoma

¿Cómo afecta el embarazo el tener Glaucoma?

Es importante ser consciente de los cambios que están ocurriendo en su cuerpo durante el embarazo y cómo podrían afectar su vision cuando usted es un paciente diagnosticada con glaucoma.

En general, la presión del ojo tiende a disminuir en las mujeres embarazadas, posiblemente debido a los cambios hormonales del cuerpo. Esto puede ser beneficioso para algunas mujeres con glaucoma.

Si usted sufre de glaucoma y también es diabética, tenga en cuenta que las mujeres con diabetes necesitan una planificación adicional prenatal y tratamiento de la diabetes para garantizar un embarazo saludable. La retinopatía diabética, una enfermedad ocular que es una complicación frecuente de la diabetes, a menudo progresa mucho más rápidamente durante el embarazo.

¿Cómo afectan los medicamentos para el glaucoma a mi bebé?

Es importante tener en cuenta que cualquier medicamento para el glaucoma puede afectar al feto. Desafortunadamente, no hay datos en humanos sobre el uso de medicamentos para el glaucoma (gotas en los ojos) durante el embarazo. Para la mayoría de estos medicamentos, el riesgo no se puede descartar. Una vez más, es importante hablar de sus tratamientos de glaucoma con su equipo de atención médica. De forma oral (se toma en una tableta o píldora) los inhibidores de la anhidrasa carbónica se deben utilizar con precaución en el primer trimestre debido a los informes de teratogenicidad (deformidad del embrión) en animales de laboratorio.

La precaución acerca de los medicamentos para el glaucoma no debe terminar con el nacimiento del bebé. Si desea amamantar a su bebé, tenga en cuenta que los medicamentos para el glaucoma, al igual que otros medicamentos, pueden ser transmitidos a través de la leche materna. Por ejemplo, los medicamentos beta bloqueadores en realidad se concentran en la leche materna, y se debe evitar si es posible por las madres lactantes.

¿Qué puedo hacer para minimizar el riesgo a mi bebé?

Trabaje con su médico oftalmólogo. Los primeros tres meses del embarazo, son especialmente críticos cuando la mayoría de los órganos del bebé se están formando. Es importante ver a su médico oftalmólogo lo antes posible a fin de planificar el mejor régimen de tratamiento para su embarazo. Es aún mejor si usted está planeando quedar en embarazo comentarle a su oftalmólogo. De esta manera, pueden ser planeado o ajustado un régimen de medicamentos incluso antes de que el bebé sea concebido.

Al utilizar gotas para los ojos, se puede minimizar la absorción del medicamento en el torrente sanguíneo presionando suavemente la esquina interior del ojo. Los medicamentos para el glaucoma, al igual que muchos medicamentos, son sistémicos, lo que significa que no sólo afectan a los ojos, sino que pueden viajar por el resto de su cuerpo. Al practicar esta técnica, se minimiza la cantidad de medicamento que podría atravesar la placenta o llegar a la leche materna. Asegúrese de preguntarle y practicar esta técnica, llamada oclusión nasolacrimal, con su oftalmólogo.

Artculos relacionados